image002.png

EL RUMOR ¿PATOLOGÍA U OPORTUNIDAD?

Por Lic. Lorena Steinberg*

“La existencia de comunicación interna de carácter informal no es una patología organizacional, sino un hecho ineludible derivado de la naturaleza de las personas que conforman la empresa y de los diversos grupos a los que pertenecen simultáneamente”
Gestionar la comunicación interna requiere tener un conocimiento detallado de la “temperatura organizacional”. La comunicación pone en evidencia el funcionamiento de los procesos organizacionales, su eficiencia, el grado de compromiso de los miembros de la empresa, etc.

La dinámica de la comunicación informal permite visualizar:

La presencia/ausencia de un código o lenguaje común sistematizado.

    
Comunicaciones formales contradictorias y a veces inexactas.

El miedo y la incertidumbre por el impacto frente a una decisión tomada.

En períodos de crisis como el actual se incrementa la circulación del rumor, sobre todo por la falta de definición y la incertidumbre con la cual hay que lidiar cotidianamente. El rumor actualiza preconceptos y prejuicios que funcionan en la organización. Por lo tanto, si no se brinda la información necesaria para la gestión cotidiana, esta omisión es reemplazada con las creencias y prejuicios que estén en funcionamiento.

Para que la dirección de la empresa maneje adecuadamente la circulación de los rumores es necesario diseñar una estrategia comunicacional que tenga en cuenta:

• Las causas que originaron los rumores.
• La identificación de los líderes de opinión (los influyentes)
• Establecer vias fáciles y accesibles de comunicación con los empleados de distintas áreas, fundamentalmente para escuchar los pedidos de aclaraciones.
• La utilización de soportes comunicacionales (houseorgans, buzones, reuniones, visitas de directivos a los lugares de trabajo) para responder a las inquietudes que pudieran surgir a partir de la difusión de los rumores.

Los rumores hacen circular información que puede ser cierta o no, cosa que se verá con el tiempo. La experiencia indica que si no hay un manejo adecuado del rumor, este se transforma en verdadero independientemente de su origen.

El feedback con los empleados posibilita el intercambio de expectativas, intereses y capacidades. Si se incentivan y activan canales de comunicación se potencian las actitudes positivas hacia los lineamientos y estrategias trazadas por la empresa.

*Licenciada en Comunicación Social. Consultora de Eduardo Press Consultores